Boquerones en vinagre

Mi abuela  hacía los boquerones  en vinagre  porque así  podían comer pescado durante unos días, ya que se conservaba  bien.  Mi madre  los preparaba sobre todo en verano , los compraba en el  mercado Central de  Valencia, iba a una parada del mercado  que la barca  llegaba  sobre las 11 de la mañana  y a las doce  tenían el pescado recién cogido  allí en el mercado, a mi  me gustaba tocar las patas de las sepias y ver como se  encogían  por que todavía estaban vivas, los cangrejos caminando  hacia atrás, las anguilas  moviéndose en su  caja y los  pescados plateados  con un brillo  de mil colores sobre sus escamas, los ojos  rojos por la sangre ,estaba todo súper  fresco.

Me encantaba ir  al mercado  Central con mi madre, era como entrar en un mundo  distinto, los pasillos de las frutas y verduras   estaban llenos de mil colores  intensos , también apiladas estaban  que  daba pena  desmontar  aquellas  construcciones  de frutas,  las paradas de salazones  y encurtidos  donde  los pescados  salados y secos  se  amontonaban  en las botas de  madera  y las  olivas  me hacían  la boca agua. Estaban las carnicerías y  también las  tanderas  donde  compraba la lleterola. Herbolario , fiambres , quesos, pollería ese mercado me era fascinante ,lleno de colores y olores…  y esa forma de llamar la  atención de  los  clientes  las vendedoras , con esos  delantales  tan blancos , gritando su  mercancía…

-“ Ale  xiques  la bona tomata de l’horta…mireu , mireu  quina  ensisam  mes gran que tinc”

-“Mireu , mireu  quins  ous  mes  morenos  que  tinc”

-“Xiquetes  que s’ acaba, la tellina  y la morralla… el  lluset  mes fresquet de  Valencia açi el tinc”

Ese gran  murmullo  de  la gente comprando ,   con las cestas  repletas  de  los  estupendos productos  que   se  venden, sin  cajas registradoras , haciendo la cuenta en los  papeles  o mesuras  donde te  envolvían los  productos… vaya , que  recuerdos.

Después  llegábamos  a casa , yo la  ayudaba a sacar  la  compra y  mientras  mi  madre la  organizaba en el frigorífico. Después  limpiaba  el  pescado y lo preparaba para  que  no se  estropease, en vinagre , en escabeche, con salsa verde, en aceite … qué  bueno  que  estaba  todo.

Aquí os dejo la receta  que  hacia  mi  madre de los boquerones.

Ingredientes

½ Kg. De Boquerones

250ml de vinagre de vino blanco

50ml agua

Aceite de oliva

Sal

Perejil

Ajo (opcional)

Preparación

Limpia  los  boquerones quitándoles la  espina, la cabeza y las tripas.  Los puedes  partir en dos filetes o dejarlos unidos  por el lomo, lávalos  e introdúcelos en  un bol con agua  helada  (puedes añadir cubitos de hielo para  enfriarla) y déjalos  ahí durante 20mm , así perderán toda la sangre y quedaran  muy blancos después.

Mezcla  el vinagre con 50ml de agua, pon en un tuper de cristal plano una  capa de  boquerones, sálalos y  ponle por encima el vinagre diluido con agua, haz otra nueva capa de boquerones y repite  los  pasos   anteriores  hasta que  los  acabes todos.  Tapa con  film trasparente y  déjalos reposar  en el frigorífico durante  8  o 10 horas, los puedes preparar por la noche  y  terminarlos a la mañana siguiente.

Escurre  bien los boquerones y en otro tuper de cristal pones un poco de aceite  y una capa de boquerones, un poco de perejil  cortado muy  pequeño, otra vez  aceite y otra capa de boquerones  así  hasta  acabar con todo.  Sobre la ultima  capa de boquerones  echa  aceite que cubra bien  los boquerones,  perejil y un ajo cortado en laminas finas para  darle  un poco de sabor  picante (el ajo es opcional y si te gusta puedes  introducirlo entre las capas de boquerones  para darle un sabor más intenso).  Tápalos bien y deja  reposar durante 24 horas.

Ya están listos para servir, puedes  cortar unas rebanadas de pan  y tostarlas un poco  restriega  un tomate por encima de las tostadas, sal,  ajo  (si no le has puesto a los boquerones), aceite y pon  un  boquerón  encima de cada una de las tostadas y sírvelos , están  para chuparse los dedos.

 

Saber más…

EL PEREJIL

Es  una  hierba aromática  que  nos  proporciona un aporte  extra de vitamina  A  si lo  añadimos  a  nuestras  salsa , ensaladas o guisos. Dos cucharadas de perejil   también aportan hierro a nuestro  organismo (tanto como un filete) por que  también  contiene vitamina C que hace  que el  hierro se absorba mucho mejor.

Es un gran depurativo, si haces verduras y  frutas  licuadas o tomas  licuados detox y lo agregas,  tomando tres cucharadas  de jugo de perejil con agua y limón en ayunas   es bueno  para eliminar líquidos, para la celulitis y el sobrepeso. Un gran aliado para la digestión si lo añades a la ensalada con yogur, también es anti inflamatorio  mezclado con  cúrcuma  o  jengibre muy  útil en personas  con   enfermedades  de los  huesos, de  efecto   rejuvenecedor, aleja el riesgo de cataratas, cardiovasculares o de sufrir cáncer.

Además de ser más barato que  algunos  remedios que  no son  tan naturales, es un aporte de clorofila importante, dando  color y sabor a todos nuestros platos.

Anuncios