ARROZ CON COL Y GALERAS

arroz con galeras

Este  arroz  también  es  ideal para los días de pascua, es sabroso y  rápido de hacer. Mi madre lo cocinaba en los días de pascua  por que guardaba vigilia, pero además  porque  en pascua en el pueblo aun  hacia  el tiempo fresquito y apetecía un plato de caliente.

 

Arroz con col, arroz con col, sin aceite ni na, ni na, ni na… ni na, ni na, ni na ,eso es lo que cantábamos de pequeñas jugando en la calle a las cuatro  esquinas.

Mientras nuestras madres estaban en el horno preparando los dulces de pascua, a nosotras nos mandaban a la calle a jugar. Entonces no había peligro de  que un coche  nos  atropellara,  pues  eran bastante escasos en el pueblo… todavía habían muchos carros tirados por caballos y burros, que  llevaban un montón de cascabeles  que anunciaban  su presencia de lejos.

Así que  jugábamos  a las cuatro esquinas o a la cuerda esperando que nos sacaran  recién hechos  los rollitos de anís, que nos  poníamos  en los dedos como si fueran anillos, y el chocolate redondo para merendar.  Qué bueno  estaba todo… “Mama, ¿y la mona? “  Le preguntaba yo   “la mona  mañana  que subimos al monte y además  aun queda un rato  para que este hecha” contestaba mi madre entrando al horno para seguir  amasando las  pastas.

Qué lejos quedaba el colegio y Valencia…como me gustaba pasar las vacaciones de pascua en el pueblo, aquí todo era mejor.

Galeras

Galeras

Sepia

Sepia

Coliflor

Coliflor

 

 

 

 

Ingredientes

250 g. arroz

½ Coliflor blanca

½ k. de Galeras

1 sepia mediana

1 tomate de pera rallado

1 cucharadita de pimentón dulce

2 ajos

Azafrán unas hebras

1 hoja de laurel

1 y ½ de agua

Aceite

Sal y pimenta.

 

Preparación

Corta la coliflor, en  ramitos  no muy pequeños, y limpia quitando con unas tijeras  las púas de las galeras, limpia  y trocea la sepia , a pedazos no muy grandes , para que quede tierna al cocerla.  Corta y raya el tomate de pera y haz los dos ajos a láminas.

En una cazuela de barro con un poco de aceite, sofríe el tomate, la hoja de laurel y los ajos sin que se doren, añade la cucharadita de pimentón, remuévelo rápido dándole una vuelta y echa el agua. Añade  ahora la coliflor, echa un poco de sal y el azafrán, deja hervir hasta que este casi cocida, unos 15 minutos más o menos, añade ahora las galeras, la sepia,  el arroz y rectifica de sal. Deja cocer 15 minutos a fuego medio, apaga y retira  del fuego, como el barro retiene el calor el arroz se acabara  de hacer. Debe quedar caldoso, pero el caldo debe estar  melosito.

Sirve  en cazuelitas  de barro individuales y con cuchara de madera, está delicioso.

 

Saber más…

La Galera marisco.

La Galera marisco.

La galera (Squilla mantis) es una especie de crustáceo estomatópodo de la familia Squillidae. Es pescada en grandes cantidades, en la zona del mediterráneo,  aunque no es muy apreciada gastronómicamente, pese a su excelente sabor, debido a que posee poca carne en su delgado caparazón.

galerasEn la costa valenciana, las podemos encontrar en abundancia. Su consumo, nos aporta un elevado contenido en proteínas, vitaminas del grupo B. Y en cuanto a los minerales, cabe destacar el Fosforo y Potasio. Como contrapartida, tal y como ocurre con el resto de mariscos, su alto contenido en colesterol, no está indicado para las personas que tengan los niveles altos.

A pesar de tener un caparazón ligeramente blando, es tan molesto como el de las cigalas por las pinchas que lleva, pero en su interior esconde una carne muy jugosa y sabrosa. Durante  bastante tiempo ha sido un marisco infravalorado, muy utilizado  por nuestras madres y abuelas para dar sabor a los caldos, lo que garantiza que están riquísimas, pero no se había generalizado su consumo como pieza principal del plato.

galeraHoy  en día  en los mejores restaurantes, de la costa valenciana, aprovechan el sabroso sabor de la carne que tiene las galeras para preparar grandes platos de  arroz meloso, pero también con hacerlas a la brasa o a la plancha con un poquito de sal y un buen chorrito de  aceite de oliva virgen de la tierra están espectaculares.

Yo también las como alguna vez, cocidas con agua y sal y una vez peladas unas gotitas de limón  están muy buenas. Además su precio es bastante  asequible, aunque aquí en la comunidad valenciana han  subido bastante su precio, pues se utilizan bastante sobre todo en los meses de más frio, ya que es en ese momento cuando llevan las huevas, que potencian su sabor.

Para poder acceder a su carne  con facilidad, se les  quitan las pinchas antes de cocerlas  para poderlas pelar sin hacernos daño o las abrimos por el centro por la parte de abajo, con unas tijeras, una vez cocinadas.

Buen provecho

 

Anuncios