Arroz con acelgas

Para comenzar  con las recetas  y como esta  es la tierra del  arroz, comenzaremos  con un arroz meloso:

 Bien, mi madre que tenia costumbre de  guardar vigilia en cuaresma , preparaba este delicioso arroz en las fiestas de pascua.

Como cada año desde que yo recuerdo, íbamos al pueblo a pasar las fiestas de pascua, lo tradicional, aparte de las zapatillas pascueras, el saltador, la cantimplora y el chocolate  redondo, era el arroz con acelgas. Como no podíamos comer carne, esos días nos preparaba este delicioso arroz, también  el gran aliado en esas fechas  “el Bacalao”, era uno de los mas utilizados,  junto con el potaje de garbanzos.

Pero también preparaba los dulces típicos de esta fiesta, los panquemaos, las tortas de nueces y pasas, los rollitos de anís, las magdalenas, los rosegones y las “yescas” (torrijas).  Todos esos maravillosos dulces se preparaban en el horno del pueblo, las mujeres iban cargadas con los lebrillos y las paneras para preparar los dulces en el horno,pasaban un montón de horas allí elaborando los dulces que mas tarde nos comíamos en “la fuente de la Salud o en la cueva de las Palomas “. Mientras  los niños jugábamos con los “caxirulos” hechos por nosotros o saltando  a la comba, los mayores tomaban los dulces con mistela o licor de cafe, sentados en los ribazos o en el  suelo sobre  los  manteles extendidos en el campo.

Que tiempos, tiempos en que con algo tan sencillo toda  la familia era feliz.

 

ARROZ  CON ACELGAS

62447_interes-general

Acelgas

1364998458_192926217_1-Fotos-de--Caracoles-de-raza-Serranas-Serranos-Vaquetas-alonensis

Vaquetes

 

 

 

 

 

250g. Acelgas tiernas , a ser posible de “mateta”

100g. habichuelas blancas, en remojo de la noche anterior.

Una docena de caracoles, “vaquetes”.

Una patata grande, cortada  a cuadritos, como para guisado.

150cl. Aceite de oliva, más o menos.

200g. arroz valenciano.

100g. de tomate picado, a ser posible de pera.

Una cucharadita de pimentón dulce.

2 dientes de ajo.

Sal, pimienta negra en polvo.

Arros en bledes i caragols

Estos arroces están mucho mejor si se pueden cocinar con cazuelas de barro,  pero si no se tienen un buen puchero servirá.

Lavamos y arreglamos las acelgas, cortándolas  en trozos de unos  4 o 6 cm de largas, las colocamos junto con las habichuelas a hervir en agua fría con un poco de sal, cuando están medio cocidas(unos 40mm) se añaden los pedacitos de patata. Mientras en una sartén se sofríe el tomate, un ajo picadito, cuando esta sofrito ,se añade una cucharadita de pimentón y se aboca todo en la cazuela donde hierven las acelgas, añade ahora el ajo entero, se deja hervir  todo  hasta que esté cocido y entonces se echan  los caracoles “vaquetes” previamente  limpios y engañados.  Saca el ajo entero y unos trocitos de patata y machácalos con un tenedor. Se deja cocer unos 5 minutos después de haber echado los caracoles se rectifica de sal , una pizca de pimienta, al gusto,  el machacado de patata y ajo, se rectifica de agua ( si es necesario) y se añade el arroz, procurando  que al  cocerse ( unos 16 a 18 mm, de pendiendo de cómo os guste  que quede el arroz de entero)  no quede muy caldoso , debe quedar trabado.

Los caracoles  se deben limpiar bien  , primero se  ponen con un poco de agua y sal y se frotan y revuelven en el agua ,para que saquen las babas, se enjuagan frotando  bien y se vuelve hacer la misma  operación, se enjuagan  de nuevo y se descartan los que  no sacan la molla o consideramos que no están bien. Los enjuagamos de nuevo  dos o tres  de veces  y los ponemos en un plato con un poco de agua  con el borde cubierto de sal para que saquen las mollas y no se vayan.

Cuando  ya han sacado las moyas se ponen en un cazo  con agua a fuego muy  lento, para que no  escondan la molla, se hierven con una ramita de  romero (optativo) y  se vuelven a enjuagar  frotándolos, pues habrán soltado la baba que les  quedaba, entonces ya están listos para echar al guiso. Es un poco trabajoso pero le dan  un sabor inigualable al arroz.

Si no os gustan los caracoles, podéis sustituir el agua con la que hervís las acelgas y las habichuelas, con un caldo suave de pollo  (hecho con la carcasa ) o de hueso de jamón serrano.

Esta fantástico…a comer.

 

cazuelas-barro

Las cazuelas y pucheros de barro dan un toque especial a los platos cocinados en ellos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s