Arroz al horno “ Arros al forn”

arroz al horno.jpg 1

Este  es un arroz seco,  lo podemos hacer de dos formas, sofriendo los ingredientes y luego cociéndolo en el horno o poniendo todos los  ingredientes  en crudo y meterlo al horno para que se  cueza. De las dos formas esta buenísimo, la única  diferencia es el tiempo en que se cocina y que el arroz quedara  un poco más suelto si se sofríe. Yo lo sofrió normalmente, pero, en ocasiones  lo hago también  todo en crudo. Está bien tanto para invierno como para verano, pero el recuerdo que me  viene a la cabeza cuando lo hago  es veraniego.

 Como  sabéis, antes se podía ir a los hornos un par de días a la semana  para cocer en el horno la comida que  preparábamos en casa, en los pueblos y en Valencia capital también, hoy en día  hay muy pocos hornos que lo sigan haciendo. La comida  tenía un sabor especial, no sé si era por estar cocido en el horno de leña o por lo mayor que me sentía al ir a recoger la comida al horno, yo sola.

Ya eran las doce y yo estaba desayunando, mi madre iba y venía por la cocina  preparando los  ingredientes para la comida. Yo la observaba ,con ese delantal de lunares que me gustaba tanto ,pues llevaba unos volantes  divertidos en los tirantes y un gran bolsillo en el centro,  como una gran bolsa de canguro, que tenia truco pues luego eran dos  bolsillos, “Mama que vas hacer de comer”  a mí me encanta el arroz  y mi madre sonriéndome me decía  “ Arros al Forn”, “Bieeen, lo llevo yo al horno mami, porfi… déjame…porfi…”ella siempre condescendiente  conmigo me decía “ Tu llevas la cazuela con los ingredientes y  yo llevare el caldo, vale” , “Vale , mami”.

Las dos nos encaminábamos hacia el horno, yo  llevaba muy tiesa  sujetando fuerte para que no se me cayera nada, la cazuela con los ingredientes  tapada con un paño blanco de cocina, mientras mi madre a mi  lado llevaba  en un perolito  el caldo. Cuando llegábamos al horno, Consuelo la hornera, nos preguntaba para que hora lo queríamos, “A las 2 lo recojo, ¿te va bien?” a lo que  respondía  “Muy bien, Amparin “ se pagaba un precio  por cocer en el horno, dependiendo de lo que fuese valía más o menos  “Te lo pago ahora , luego vendrá la nena a por él”. Entonces  en  aquellas mesas tan grandes del horno,  mi madre,   arreglaba los  ingredientes y le  ponía el caldo, dejándolo para que  lo metiesen en el horno cuando fuese el momento.

A las 2 en punto iba yo a recogerlo, en el horno me lo ponían en una bandeja metálica  con una estera para no quemarme y le ponía un papel de seda encima  como si fuera  un caramelo gigante, para que no le cayese nada encima.  Pesaba  mucho, pero yo  me sentía  muy mayor por hacer aquello con mis 7 años sola.

Estaba riquísimo, ese sabor  y color, no he conseguido recuperarlo… pero el “arros al forn” esta para chuparse los dedos.

 

04costillamorcillas

Ingredientes ( para 4 o 5 personas)
6 tacitas de arroz valenciano

12 tacitas de agua o caldo de carne

150 g. de garbanzos

2 morcillas de cebolla

500g de costilla de cerdo magra

1 patata grande

2 tomates de pera

1 cabeza de ajos

1 cucharada de pimentón dulce

Aceite

Azafrán

Sal

arroz al horno

Preparación

Primero  prepara los ingredientes, pela y corta la patata en rodajas, corta los tomates por la mitad  y las morcillas también, quita el agua  a los garbanzos  que tendrás puestos a remojo de la noche anterior.

En una cazuela de barro que  quepa en el horno  ponemos una tacita de  aceite y las costillas sofriéndolas, cuando ya estén  un poco sofritas añadimos la patata dando la vuelta con cuidado para que no se rompa, añadimos los garbanzos y el arroz y le damos unas vueltas  para que el arroz se selle. Ahora echamos el pimentón  mezclándolo  y enseguida el  caldo con el azafrán. Lo sacamos del fuego.

Añadimos las mitades de tomate y morcilla y colocamos en el centro de la cazuela la cabeza de ajos, mételo en el horno a fuego medio y  déjalo cocer durante unos 35 o 40 minutos, mas o menos.  Míralo de vez en cuando para ver si está  bien echo, debe quedar dorado por  arriba y sin caldo

Como si fuera una paella horneada. A mí me encanta.

Saber mas…

El azafrán es una especia derivada de los 3 estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus, una especie del género Crocus dentro la familia Iridácea.

En España el principal uso del azafrán es el gastronómico. Se utiliza en pequeñas cantidades, aproximadamente un pistilo por ración, como condimento y colorante en guisos, maceraciones (por ejemplo, para los pinchos morunos), arroces, etc.

En España, y concretamente en  Comunidad Valenciana, el azafrán se utiliza todavía como condimento habitual en las picadas y para dar aroma y sabor tanto a preparaciones saladas como en dulces. Se usa típicamente platos a base de arroz (como el arroz a banda), de pasta (como los fideos a la cazuela o la fideua ) o de patata, o también en escabeches y en guisos. También sirve para dar color a cremas y otras preparaciones dulces, de sabor de huevo o de limón habitualmente.

Anuncios