Avances de la rueca

 

rueca2

 

Creada por el inglés James Hargreaves, en 1764, la rueca Jenny revolucionó la producción textil. Llamada así en honor a la hija de Hargreaves, que sirvió de inspiración para la máquina, la rueca Jenny permitía que su operador girara ocho hilos a la vez girando una sola rueda, según indica el Proyecto Educativo Espartaco. Sin embargo, la rueca Jenny producía un hilo grueso que tenía una resistencia a la tensión baja y un uso comercial limitado. En 1762, un equipo dirigido por el peluquero británico Richard Arkwright creó el Marco de Agua, una máquina de hilar que podía producir hilo de mejor calidad y que era más adecuado para la producción industrial.

Desmotadora de algodón

Eli Whitney

Cuando el recién graduado de Yale, Eli Whitney, se mudó de su natal Massachusetts en 1792 para convertirse en tutor de una plantación de Georgia, encontró que los plantadores de algodón estaban desesperadamente decididos a encontrar una manera de obtener ganancias en sus cultivos. Whitney comenzó trabajar para resolver el problema de cómo sacar las semillas de algodón que crecían hacia el interior. En 1793 Whitney desarrolló su desmotadora de algodón mecanizada, que realizaba la tarea de separar las semillas del algodón casi sin esfuerzo. La desmotadora de algodón de Whitney duplicó la producción de algodón en las sucesivas décadas que siguieron a 1800, de acuerdo con lo que señala el Archivo Nacional,

 Mientras en la vieja  Europa  mas concretamente en  Inglaterra, las campo algodonindustrias del tejido se transforman rápidamente gracias al nuevo mercado que ofrecen las colonias españolas en el nuevo mundo, a la abundante importación de algodón de la India y a la extensión de las factorías-sederías creadas al final del siglo anterior.

La fabricación de los paños sigue siendo la base de la actividad británica, pero en 1785 se instala la primera máquina a vapor para mover un telar de algodón, ingenio inventado por el escocés James Watt sólo un año antes; ello da de por sí una idea suficiente de cuán importante era el textil para la industria en Inglaterra.

Inmediatamente, tejedurías e hilaturas se desarrollan considerablemente en Manchester para el algodón, en Norwich para la lana y Coventry para la seda. Esta aparición de la mecanización implica una reducción de los precios de coste y los tejidos ingleses, por ser los más baratos, conquistan los mercados mundiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s